Roxatips de «Los Detalles» con Roxana Soler «La Ardilla» 08-12-21

lakebuena

Siempre es un gusto saludarles en estos ROXATIPS de los DETALLES que semana a semana compartimos, así que, tomen nota porque en esta ocasión investigamos algo muy interesante.

Te recuerdo mis redes sociales oficiales para seguir en contacto:

twitter: @ardillasoler

Fan Page (Facebook): Roxana Soler “La Ardilla”

instagram: @roxanasolerlaardilla

¿Qué es una terapia de pareja y cómo funciona?

Una terapia de pareja es un tipo de intervención psicológica que tiene como objetivo mejorar la relación entre dos personas que mantienen una relación amorosa de pareja, ya sea matrimonial o de noviazgo.

Mientras que en la psicoterapia dirigida al paciente individual la meta es ayudarle a desarrollar nuevas maneras de gestionar sus emociones, su manera de pensar y sus hábitos, en la terapia de pareja los cambios que se quieren lograr no ocurren en una persona en concreto, sino en una relación.

Es decir, en el modo en el que dos personas aprenden a interactuar entre ellas mediante la comunicación, la convivencia, la sexualidad, etc.

Ver más: Roxatips de «Los Detalles» con Roxana Soler «La Ardilla» 1-11-21

Se debe adaptar a cada caso teniendo en cuenta la personalidad de cada miembro de la pareja, sus intereses, su percepción del problema, los posibles puntos de unión y búsqueda de acuerdo, sus expectativas, etc.

Estos son los pasos con los que se trabaja:

1. Creación de un lugar en el que expresar abiertamente cómo se sienten. En terapia ambos integrantes de la pareja pueden expresar lo que sienten sin miedo a ser juzgados por el terapeuta.

Además se trabaja para que no existan interrupciones y para que no vayan surgiendo discusiones paralelas y no relacionadas con el tema que está siendo tratado.

Family loading luggage in car. Excite parents and children getting ready for road trip. They are in casuals against buildings.

2. Entrenamiento en la manera de formular quejas. De este modo se critican las acciones, no la esencia o la identidad de las personas.

3. Entrenamiento en la gestión de la ira. Es importante aprender a modular el enfado y no asumir que este siempre debe ser expresado a través del hábito de criticar al otro o de luchar por tener razón aunque esas discusiones no aporten nada.

4. Reconocimiento de los aspectos legítimos de las quejas del otro. Implica contribuir a que cada persona reconozca abiertamente aspectos en los que ve que la otra persona tiene razón. De este modo se facilita que ambas vayan acercando posturas.

5. Establecimiento de metas y objetivos comunes. Se pasa de las ideas generales de reconciliación a lo concreto, es decir, a los compromisos de trabajar conjuntamente para hacer que ambas personas se encuentren cómodas en la relación.

6. Creación de un programa de aplicación de las medidas para lograr los objetivos. Se trabaja en establecer una secuencia de sub-objetivos y tareas a realizar, fijando los ritmos y los límites de tiempo para lograr resultados.

7. Monitorización terapéutica. El o la terapeuta va asistiendo al progreso de los cambios que han tenido lugar en la pareja, dando consejos allí donde se necesitan y detectando posibles problemas.

El desequilibrio en el reparto de tareas puede llegar a producirse por muy diversas circunstancias.

En unos casos puede suceder que algunas personas muy autoexigentes o con una necesidad de perfección y de control sobre todo hayan favorecido esa situación sin ser conscientes de ello y mal acostumbrando a la pareja a que ellos se encargan de todo.

En otras ocasiones puede ser la falta de madurez de uno de ellos lo que haga que no asuma determinadas tareas y eso lleve a su pareja a sentir decepción, desencanto o incluso desenamoramiento.

Aunque también ese desequilibrio puede producirse cuando uno de los miembros de la pareja no tiene un trabajo remunerado o bien porque trabaja en casa todo el día (frente a la otra persona que deba acudir de forma presencial a su trabajo) En este caso concreto la experta incide en la necesidad de llegar a soluciones desde la calma y sin reproches.

Algunas de estas parejas suelen encontrar el equilibrio en el reparto lo más concreto posible, de modo que uno se encargue de la limpieza y el orden y el otro de la compra y la cocina. «No hay por qué hacer una repartición rígida o exacta de deberes, sino que muchas veces el hecho de que cada uno se ocupe de las tareas en las que se siente más cómodo es la mejor solución»,

GRACIAS por la oportunidad que siempre me brindan de compartir, les recuerdo escucharme de lunes a viernes en LOS DETALLES 10pm y también a que nos acompañes en los en vivos que tenemos todos los martes 8pm  a través de nuestro Facebook KE BUENA en Tus CONFIDENCIAS, me despido enviándoles Besitos Cachichurris