¡Ya ves porqué no debes de juntarte con ellos!

lakebuena

El victimista: Ya no sabes si está contigo porque te quiere o porque te has convertido en su pañuelo de lágrimas. Hay personas que ante los problemas solo saben adoptar el rol de víctimas. “Solo saben echar la culpa de todos sus conflictos a terceros, eludiendo toda responsabilidad de lo malo que les pasa».ir-de-victima-y-culpar-a-los-demas-de-todos-nuestros-problemas-es-lo-mas-facil-pero-tiene-serias-consecuencias-istock

El caradura: Son esas personas que siempre quieren algo de ti, pero no están dispuestos a mantener una relación en la que entreguen por lo menos parte de lo que reciben. Debemos ser los primeros en dejar claras nuestras necesidades y no dejarnos avasallar por aquellos que quieren aprovecharse de otros.

El criticón: Es aquel que cada vez que está contigo habla mal de todas las personas que tienen en común. Quizá hasta habla mal de ti cuándo está con otros. Hay que tener cuidado con las personas que “viven de vivir la vida de otros».De-seguro-te-has-preguntado-alguna-vez...-¿Por-qué-las-mujeres-critican-más

El mala vibra: Es la persona que te mira de reojo porque tiene mala voluntad con todos y no dudará en cargarte con un problema ni bien tenga la oportunidad.  Son personas que viven en un constante ataque de ira, como si el mundo les debiera algo. personas-negativas

El manipulador: Aunque de la impresión de ser una persona que se interesa por ti y te escucha, debes saber que este tipo de personas guardan toda la información que les das por si en algún momento necesitan usarla en tu contra. manipulador-destacada

Tu amor platónico: Siempre has estado ahí para todo lo que necesita con la esperanza de llegar a ser algo más, pero cada vez que están juntos notas que «solo habla de sí mismo, te comenta sus cosas a manera de interrogante por si puedes decirle algo que le sirva, pero jamás te pregunta cómo estás o qué tal te fue en ese asunto pendiente que tenías».

El pesimista: «Son personas que solo ven las dificultades de todo lo realizable. Siembran dudas y miedos, crean inseguridades, desmotivan y pueden llegar a convencerte de que lo que hace unos minutos considerabas muy posible, ahora es claramente todo lo contrario”.97871604

CONTENIDO PATROCINADO