Bebé prematuro nació en un crucero

lakebuena

Con sólo 23 semanas de gestación y con sus padres en un crucero por el Caribe, el pequeño sobreviviente decidió nacer sorprendiendo al mundo.

Las vacaciones familiares serían de una semana. Emily, su esposo Chaise y su hija de 3 años, Chloe, embarcaron en un viaje hacia Puerto Rico, St. Barts y St. Kitts pensando que el nuevo miembro de la familia llegaría hasta diciembre. Estaban equivocados y lo que sería una temporada de relajación, se volvió una pesadilla.

Cerca de las 9 de la noche del 1 de septiembre, Emily comenzó a sentir contracciones. Sabía que su bebé estaba en camino y que las circunstancias serían complicadas con el hospital más cercano a 14 horas de distancia y estando a más de 160 kilómetros del puerto más cercano. “No puedes tener al niño ahora, estamos mar adentro”, recuerda ella que le dijo uno de los doctores.

Sin embargo, no había otra opción y, esperanzada en que todo saldría bien, Emily entró en labor de parto pensando sólo en la vida de su pequeño. Cinco horas después, Haiden llegó al mundo pesando menos de un kilo y con los signos vitales muy débiles.

Emily_Morgan-Haiden_Morgan-nace_bebe_prematuro-crucero_MDSIMA20150925_4433_21