Lupillo Rivera se presentó con gran éxito en el Teatro Blanquita

tttigres

En lo que fue un logro más en su exitosa carrera, Lupillo Rivera tuvo una brillante presentación en el legendario Teatro Blanquita, primera de cuatro fechas programadas en ese recinto, haciendo un recorrido por su vasto repertorio musical, en donde se hizo acompañar por su Banda Navajas, un grupo norteño y por el mariachi Agave de Oro, además del Ballet de Silvia Lozano.

Con un elegante traje de color oro, Lupillo Rivera hizo su aparición en este histórico recinto poco antes de las 21 horas, interpretando el que fue el primer éxito en su carrera, "El Moreño", para darle paso a "La cosecha", "Tú y las nubes" y "Ahora vengo a verte".

Para cuando iniciaron las primeras notas de “El Barzón”, aparecieron algunas parejas del ballet, quien con coloridas vestimentas lo acompañaron realizando diferentes bailes. El momento para brindar, el de la bohemia, el del trago, llegó al interpretar "En el rincón de una cantina", "Despreciado", "Tragos amargos", "Tres días", "Tú sólo tú", “Borracho” y "Sufriendo a solas", arrancando muchos aplausos y coros del tan exigente público de este reciento. Para entonces Lupillo Rivera se desprendió de su saco y continúo ofreciendo sus más grandes éxitos "Sufriendo a solas", "Son tus perjúmenes" y "Sin fortuna".

Cuando cantó “Amorcito corazón”, subió al escenario una señora del público, quien de manos del cantante recibió un ramo de rosas y disfrutó de esta letra. El concierto siguió con "Amores fingidos", "Poco a poco", "Qué tal si te compro", "Esclavo y amo", "México, lindo y querido", "Caminos de Guanajuato" y "Ella".

Momentos después vino un algo muy especial para Lupillo Rivera, pues pidió que subiera al escenario su pequeña hija, Lupita Rivera, de tan solo siete años de edad, y dijo: "Esta noche quiero pedirles si me dan permiso de presentar a una niña que quiere ser cantante ¿me dan chance? ¿Sí?". La pequeña cantó el tema “El próximo viernes" y en seguida el cantante originario de La Barca Jalisco, dijo: "Ella es mi hija Lupita ¿cómo la ven? cuando yo sufrí aquel accidente en el que estuve a punto de perder la vida, yo no sabía que mi esposa estaba embarazada, pero sí sabía que ella venía y desde entonces es mi ángel de la guarda.

Tengo seis hijos, y cuatro ya están en la universidad. Lupita es la que me cuida, y por eso quiero cantarle esto”, dijo el cantante e interpretó "Arrullo de Dios", instante muy emotivo que lo llevó hasta las lágrimas. El cierre de tan memorable concierto vino con "La interesada", "Prefiero la calle", "Eslabón por eslabón", "Cómo olvidar", "Acá entre nos" y "A mi manera", pero ante la insistencia del público, Lupillo Rivera regresó y se despidió definitivamente interpretando nuevamente “Despreciado”. Fue así como Lupillo Rivera vio consumado su sueño de triunfar en el Teatro Blanquita.