Para este FIN de SEMANA, recomendamos la NOTA INSÓLITA a las personas que tienen gran amor por los «Gatos».

tttigres

EL GATO MÁS VIEJO DEL MUNDO: CUMPLIÓ 31 AÑOS

Spike, es un gato de 31 años. El equivalente en años humanos sería de más de doscientos años. La familia lo compró en 1977. Según explica su dueña, Mo Elkington, todavía está vigoroso, aunque ya no parrandea tanto como antes.

Cuando Spike cumplió 19 años -una edad en la que un gato corriente perfectamente podría haber estirado la pata por causas naturales- todavía no había gastado ninguna de sus siete vidas. Ese año, sin embargo, la cuenta bajó a seis. El perro Rottweiler de un vecino lo atacó y casi le parte el cuello.

De ahí en más, nadie recuerda otro evento en el cual la existencia de Spike haya estado en riesgo. Y así, un año tras otro, llevó una vida tranquila hasta la asombrosa edad actual. Por supuesto, cuando cumplió los 29 años le llegó su momento de celebridad, y pasó a integrar el Libro Guiness de los Récords como «el gato más viejo» a pesar de que todavía no era un treintañero.

La familia revela un secreto: además de cazar arañas y relajarse en el jardín, Spike toma su dosis diaria de aloe vera que le proporciona su dueña con la comida.

Nada indica que sean ciertos los rumores de que come naftalina y que duerme en un frasco de formol. Si Spike posee la fórmula para llegar a los 200 años… entonces, ¡mozo, marche una arañita con aloe vera!